Le informamos de que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, con la finalidad de permitir el funcionamiento de la página web (por ejemplo, gestionar la aceptación del uso de cookies), y para analizar el tráfico web. A continuación, podrá seleccionar las cookies que desea autorizar. Para más información sobre las cookies de este sitio web pinche aquí.
Aceptar Rechazar Ajustes
Seleccione las cookies que desea aceptar



Guardar cambios Cerrar
X
Si quieres estar informado de toda la actualidad del Festival de Málaga
SUSCRÍBETE
A NUESTRA NEWSLETTER
A rellenar solo si eres un medio de comunicación
SUSCRÍBETE
A NUESTRA NEWSLETTER
¡Gracias por suscribirte a nuestra Newsletter!
Ayúdanos a conocerte un poco más para mandarte la información de forma personalizada


Cartel 25

Petra Eriksson nació en Estocolmo, Suecia, pero su carrera la ha llevado a Malta, Dublín, Berlín y, finalmente, a Barcelona, donde reside actualmente. Tras haber estudiado originalmente Bellas Artes, su deseo de utilizar el arte como vehículo práctico para “resolver problemas” la llevó al mundo del diseño gráfico y la ilustración editorial, camino en el que ha experimentado un ascenso meteórico gracias a su estilo personal.

Su colorido universo, repleto de formas y elementos y con intensos juegos de sombras, se ha convertido en una estética distintiva que ha hecho que su trabajo aparezca en publicaciones como Vice, Buzzfeed y The New Yorker y en la portada del libro de Mackenzie Lee, Bygone Badass Broads, una colección de célebres historias y biografías de mujeres.

Hace tan solo cinco años, los mismos que lleva viviendo en Barcelona, empezó a hacer proyectos como ilustradora autónoma y desde entonces ha trabajado con empresas como Google, The Guardian, Pinterest, The Academy (fue una de las siete artistas a las que la Academia de Hollywood pidió que reinterpretara la icónica estatuilla de los premios Óscar en la pasada edición), Penguin, Adobe Ilustrator (programa con el que trabaja habitualmente y que en su última actualización se ilustra con una creación suya) y muchas más.

 

La obra Sunrise, según su autora

Me alegró mucho que me invitaran a crear un cartel para el 25 Festival de Málaga. Cuando comencé a pensar en la idea de esta obra de arte, supe que quería hacer algo colorido y cálido para representar a Málaga y su gente, pero también el disfrute en un festival como este. Necesitaba que se sintiera como algo positivo y acogedor. Quería mantenerlo simple, algo bastante abstracto pero muy conectado con la ubicación. Comencé a jugar con algunas ideas diferentes, pero al final lo que más me gustó fue esta simple imagen del sol saliendo sobre el mar, con colores cálidos reflejándose en el agua. Representa no solo el comienzo de un nuevo día, sino también el comienzo de una nueva aventura.

Quería que el cartel fuera positivo, que nos diera un poco de esperanza en este tiempo en el que vivimos. También, que mostrara la maravillosa naturaleza que tenemos a nuestro alrededor, recordándonos lo hermosa que es y cuánto debemos cuidarla.

Espero que la gente vea el cartel y se sienta inspirada tanto para crearse a sí misma como para disfrutar de los eventos del festival.