Premio Retrospectiva


Premio Retrospectiva

Juan Antonio Bayona

Biografía

Como si fuera el signo de los tiempos, todo en la vida profesional de Juan Antonio García Bayona (Barcelona, 1975), mejor conocido por J. Bayona, Jota para sus más íntimos, parece marcado por la prisa. Solo tres películas, El orfanato (2007), Lo imposible (2012) y Un monstruo viene a verme (2016), le alcanzaron para llegar a la cima del oficio: dieciséis Goyas (entre ellos, dos como director), proyectos con presupuestos que jamás se habían alcanzado en España, elencos internacionales y rodajes en inglés, y hasta un muy temprano Premio Nacional de Cinematografía (en 2013) coronan una carrera no ya fulgurante, sino sólo al alcance de un solo cineasta: él mismo.

Caso único en la historia del cine español, el director barcelonés, brillante exponente de las primeras generaciones de egresados de la ESCAC catalana, se codea con los más grandes de la profesión a escala internacional: ahora mismo, ultima el que será el cuatro título de su producción, Jurassic World: Fallen Kingdom, un encargo del mismísimo Steven Spielberg, uno de sus directores más admirados, mientras los mentideros de siempre siguen preguntándose por algo que, al menos desde Lo imposible, parece la gran incógnita vinculada a su carrera: ¿dónde están los límites de este personaje inclasificable?

Entre tanto, él a lo suyo. No ha parado de hacer un poco de todo. Series, como algún episodio de Penny Dreadful (2014). O una de las cosas que más le gustan, rodar videos musicales para músicos de todo estilo, desde Pastora Soler hasta los británicos Keane, desde Raphael hasta Fangoria, desde Nena Daconte hasta Lolita, desde Bunbury a Carlos Jean, OBK o Ella Baila Sola, en un envidiable eclecticismo que habla a las claras de su innata curiosidad. O, desde hace poco, producir a otros cineastas: El secreto de Marrowbone, de su habitual coguionista, Sergio G. Sánchez, fue su primer título, al que ha seguido el que nuestro festival presenta en esta edición: el documental I Hate New York de Gustavo Sánchez, sobre el mundo trans neoyorkino, a partir de algunos de sus más notables protagonistas.

Nos complace enormemente otorgar nuestro premio Retrospectiva 2018 a Jota. No solo por su brillante, impecable trayectoria, que es lo más obvio. También, porque nunca ha dejado de ser él mismo, el eterno cineasta curioso, entregado y buen amigo de sus amigos. Y también, por qué no, porque coincide en el tiempo con el Premio Málaga – Sur para quien, como Guillermo del Toro, el propio Bayona reconoce como el cineasta que más le influyó desde sus inicios, y a quien conoció en un lejano 1993 cuando el oscarizado director mexicano estrenó en Sitges su ópera prima, Cronos… y años después, el mexicano habría de ser el productor ejecutivo de la ópera prima del catalán, El orfanato. Ojalá no pase mucho tiempo antes de que Bayona obtenga ese mismo Oscar que acaba de lograr su mentor… sin renunciar nunca a lo que mejor saben ambos hacer: buen, conmovedor cine fantástico.

Desarrollado por Infodel Media