Premio Ricardo Franco


Premio Ricardo Franco

Paco Delgado

Biografía

Lanzarote parece existir hilvanada a la tierra con un hilo invisible de mar. No nació el diseñador de vestuario Paco Delgado en una isla cualquiera. Los contrastes paisajísticos que la Naturaleza pareciese haber diseñado para el cine en ese enclave canario marcaron su pasión (su adicción casi: “El Cine es como una droga”, ha declarado en más de una ocasión) por el Diseño de Vestuario con el que tanto ha ayudado a convertir a los actores en los personajes que deben ser para el espectador.

Francisco Delgado López es, por ello, uno de los homenajeados en esta 21 edición del Festival de Málaga. Aunque este no es, ni de lejos, el primer reconocimiento que recibe en su carrera. Ha estado nominado por la Academia de Hollywood. Dos veces; una por su portentoso trabajo en Los Miserables (Tom Hooper, 2012) y otra por su delicada artesanía en La Chica Danesa (2015). Contextualizar desde el cine español la hazaña de Paco Delgado al respecto no resulta complicado. Solo hay que remontarse a la primera vez que un español fue nominado al Oscar. Ocurrió en 1952 y, curiosamente, fue esa primera vez -y no hubo otra hasta que lo consiguió de nuevo Paco Delgado-en la que un cineasta nacional fue valorado por Hollywood como mejor Diseñador de Vestuario (nominación que recayó en el pintor Antoni Clavé por su trabajo en la película El fabuloso Andersen, dirigida por Charles Vidor en aquel año).

Hablamos de Hollywood, pero tampoco parecía una apuesta fácil “vestir” las películas Blancanieves (Pablo Berger, 2013) y Las Brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia, 2014). Por ambas se llevó Paco Delgado el Goya al mejor vestuario (y a punto estuvo de llevarse el tercer Goya este año, por su trabajo en la película Abracadabra, también de Pablo Berger).

El último reto internacional al que se ha enfrentado es la película Un pliegue en el Tiempo, para la Factoría Disney, estrenada el pasado marzo en las pantallas. Al ver sus extraordinarias texturas, sus colores, sus volcanes, es lógico recordar esta confesión: "Esa fuerza de la isla caló en mí. Me basta cerrar los ojos para recordar nítidamente los paisajes de mi infancia". La infancia de un creador inclasificable que terminó en Madrid para estudiar Física. De un físico que un día se matriculó en el Institut del Teatre de Barcelona. De ahí al teatro. De los escenarios españoles a la escuela londinense. Y de allí al mundo, llegando a recibir incluso el premio Costume Designer Guild con el que reconoce a sus mejores diseñadores el sindicato profesional americano.

Con todo lo dicho y con tanto por contar, para Málaga es un lujo entregarle a Paco Delgado el Premio Ricardo Franco de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Desarrollado por Infodel Media