MaF 2022
24 febrero / 17 marzo

Noticias

01/10/2021

Festival de Málaga abre la convocatoria para las actividades de la programación abierta de MaF 2022

El prólogo cultural del 25 Festival de Málaga se celebrará del 24 de febrero hasta el 17 de marzo

 

El 25 Festival de Málaga, que tendrá lugar del 18 al 27 de marzo de 2022, estará precedido del 24 de febrero al 17 de marzo por una nueva edición de MaF - Málaga de Festival, programación que busca celebrar la cultura con el cine como argumento, con el fin de hallar nuevos significados y lenguajes en torno a lo audiovisual, al tiempo que reflexiona sobre la realidad a través de sus diversas actividades. MaF está organizado por el Ayuntamiento de Málaga y Málaga Procultura a través del Festival de Málaga y cuenta un año más con la colaboración de Fundación ”la Caixa”.

 

Desde hoy 1 de octubre y hasta el 30 de noviembre de 2021, queda abierta la convocatoria de propuestas que formarán la programación abierta de MaF 2022, que pretende seguir estimulando el tejido artístico de la ciudad de Málaga y proporcionar visibilidad a profesionales singulares dentro del ámbito de la cultura. Las bases de la convocatoria pueden consultarse en la web de Festival de Málaga, en la pestaña ‘Bases de participación’ .

 

Los proyectos recibidos serán analizados por un comité de selección formado por expertos y gestores culturales públicos y privados y, en caso de ser aceptados, pasarán a formar parte de la programación abierta de MaF 2022. Estas iniciativas contarán con la notable capacidad de difusión y promoción del Festival de Málaga, así como, en casos concretos, con apoyo económico, logístico y/o técnico para su realización.

 

Con el objetivo de proporcionar una visión coherente a toda acción cultural, el programa de MaF 2022 estará compuesto por dos ámbitos: la programación abierta, que se construye a partir de las propuestas recibidas que cumplan los criterios de selección; y la programación permanente, impulsada por la propia organización de MaF.

 

Ejes discursivos de MaF 2022

Para su edición de 2022, Málaga de Festival ha diseñado tres ejes discursivos por los que transcurrirá el grueso de la programación:

 

-       Pienso, luego existo: la obsesión por la celeridad en el pensamiento e incluso la ausencia de este es ya un hábito en la sociedad actual. Vivimos instalados en el grito y el ruido, lo que nos hace personas menos sabias, más dóciles y serviles. ¿Dónde queda el ser humano en esa maraña? ¿Tiene cabida lo humano en esta lógica contemporánea? ¿Hemos socializado la tecnología? ¿Hemos hipotecado nuestra libertad entregándola a la política y las corporaciones? ¿Ha dinamitado el big data nuestra privacidad? ¿Queremos volver a existir ganando de nuevo nuestro pensamiento crítico? Con el diseño de este eje, el Festival de Málaga invita a la seducción del pensamiento, a la revolución de las ideas para crear una sociedad basada en el conocimiento, robusta ante la amenaza del pensamiento monolítico.

 

-       La ciudad sostenible: el Festival de Málaga mantiene un firme compromiso con la sociedad y nuestro presente que le ha llevado a liderar iniciativas pioneras en el ámbito de la sostenibilidad. Fruto de este compromiso y de una reflexión profunda sobre una de nuestras principales urgencias, surge este eje discursivo de MaF 2022. El objetivo es acoger actividades dirigidas a pensar otro modelo de ciudad, más habitable y sostenible, actividades que nos permitan reflexionar sobre nuevos esquemas de movilidad, el uso y empleo del espacio público, la denominada ciudad inteligente y su vínculo inexorable con la sostenibilidad. Actividades que conciencien a nuestra sociedad, desde la cultura, sobre los cambios que debemos implementar para hacer de nuestras ciudades lugares más acogedores y habitables, pero también lugares que deben minimizar su huella ecológica. Además, este eje pone en valor el poder transformador de la cultura dentro de las sociedades contemporáneas.

 

-       Año 92. Tres décadas después: En 2022, se cumplirán tres décadas desde que España se enfrentará al reto de organizar dos eventos mundiales que supusieron la incorporación de nuestro país en el imaginario colectivo europeo como un estado moderno, serio, que había asumido los valores democráticos como ejes de su identidad contemporánea. La Expo 92, en Sevilla, y las Olimpiadas, en Barcelona, no sólo nos dejaron imágenes icónicas de entonces, sino que nos permitieron crear toda una mitología en torno a esta década. Con este apartado, el Festival de Málaga ofrece la posibilidad de reflexionar sobre el peso de ambos acontecimientos y de esta década en nuestra realidad.

 

¿Te ha gustado?